965 370 640 | 674 265 768 info@farmaherrero.com

En cuánto el calor llama a la puerta por la de nuestra farmacia comienzan a entrar muchísimas personas que se quejan de sensación de pesadez en las piernas, fatiga o dolor de menor o mayor grado en las extremidades inferiores, o lo que es lo mismo, el Síndrome de Piernas Cansadas.

 

Suele ser un problema que tarde o temprano se manifiesta en muchas personas con los años  aunque además de la edad también puede ser debido a alteraciones tiroideas, trastornos hormonales, enfermedades vasculares, consumo de fármacos, artritis, insuficiencia renal, menstruación, embarazo….

 

La mayoría de las veces bajo este síndrome encontramos una Insuficiencia Venosa Crónica, que es la patología vascular más frecuente y normalmente también va a ir acompañada de otros trastornos como la aparición de celulitis y de hemorroides.

 

Por supuesto, como en casi todas la patologías existen unos factores de riesgo: unos no son modificables y frente a otros sí podemos actuar.

Factores de riesgo no modificables:

  1. Herencia
  2. Edad
  3. Sexo: parece ser que las en las mujeres es más frecuente, aunque los grados más avanzados de insuficiencia venosa se ve más es los hombres
  4. Raza: más frecuente en raza blanca
  5. Clase social: más frecuentes en las clases medias-bajas

 

Factores de riesgo modificables, así que toma nota de los consejos que te vamos a ir dando:

  1. Obesidad: evítala llevando una alimentación adecuada baja en sal y alta en frutas y verduras. Bebe agua y evita el alcohol.
  2. Sedentarismo: haz ejercicio físico moderado  si puedes todos los días aunque dispongas solo de media hora.
  3. Tabaquismo: no fumes. Te perjudica para todo.
  4. Estar mucho tiempo de pie o sentado: así que proponte levantarte y moverte algo por lo menos cada hora.
  5. Exposición directa al calor y a la humedad como saunas, exposición al sol, depilación con cera caliente, estufas, braseros o duchas con agua demasiado caliente… evítalo todo lo posible
  6. Embarazo: toma medidas de precaución para evitar las piernas cansadas todo lo posible  como caminar todos los días (siempre que no haya ninguna contraindicación médica) y si no te alimentabas bien éste es sin duda el mejor momento para ser consciente de ello y de lo bueno que va a ser para ti y para tu futuro bebé. Usar medias de compresión y mantener las piernas elevadas incluso para dormir también te va a venir bien. Evidentemente estos consejos no solo en el embarazo sino que valen en todos los casos. También el llevar un calzado cómodo, sin tacones altos y ropa que no sea muy ajustada.
  7. Hábito intestinal: como hemos dicho, come frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, bebe agua y haz ejercicio….y mágicamente empezarás a ir al baño (bueno, en algún caso rebelde no es tan fácil, pero aún así sigue estas pautas).
  8. Fármacos como los anticonceptivos orales o la terapia hormonal sustitutiva podrían aumentar el riesgo por lo que las precauciones en este grupo de mujeres se deberían considerar.
  9. Alteraciones estructurales y biomecánicas del pie como por ejemplo en casos de pie plano, por tanto sería un grupo con más riesgo por lo que las medidas de precaución se deben tener más en cuenta.

     

 

TRATAMIENTOS QUE OS PODEMOS OFRECER DESDE LA FARMACIA

 Lo principal que sigáis los consejos anteriormente citados y además:

– la toma de fármacos flebotónicos:

  • Cumarina (Melilotus officinalis)
  • Flavonoides: diosmina, hidrosmina, fracción flavonoica purificada y micronizada, rutina y rutósidos, antocianinas y proantocianidinas.
  • Saponinas: extracto de Rusco, escina, extracto de Castaño de Indias
  • Extacto de Ginkgo Bilova
  • Sintéticos: Dobesilato de Calcio, Benzarona, Naftazona
  • Aminaftona, Cromocarbo

 

– complementos alimenticios con plantas medicinales:

  • Castaño de Indias
  • Vid
  • Rusco
  • Hamamelis
  • Centella Asiática
  • Arándano
  • Ginkgo Bilova
  • Meliloto
  • Ruda

 

hidratantes corporales de calidad para evitar la sequedad que podría agravar el problema

–  geles fríos para masajearse todos los días desde el tobillo hacia arriba. Suelen llevar en su composición mentol, Castaño de Indias, Rusco o Árnica, entre otros.

– otras cremas son sustancias tópicas como la Oxerutina, antiinflamatorios y derivado de heparinas

– uso de medias de compresión: su función es ejercer presión sobre las piernas para ayudar al ascenso de la sangre hasta el corazón y así se mejora la circulación venosa, por lo que están indicadas cuando sientas dolor, pesadez, hormigueo, calambres, varices, arañas vasculares, tobillos hinchados…Hay distintos tipo de medias:

  • Cortas (por debajo de la rodilla): para personas que pasan mucho tiempo sentados, viajes…
  • Largas (por debajo de la ingle): para personas que trabajan mucho tiempo de pie, varices en muslo, calor, no toleran panty…
  • Pantys: actividad laboral de pie, postoperatorio, varices en el muslo…

 

  • Compresión Ligera: prevención
  • Compresión normal: varices y edema no intenso
  • Compresión fuerte: edema intenso y úlcera

 

Muchas veces nos decís que os cuesta mucho poneros las medias. Para ayudaros con esto podéis colocaros las medias por la mañana en la cama, antes de levantarte, ya que las piernas están menos hinchadas. También os podéis ayudar de algún calzador o deslizadores de medias.

 

En adultos sanos con el síndrome de piernas cansadas, en ausencia de embarazo o complicaciones de la insuficiencia venosa crónica, estadios precoces de la enfermedad o en ausencia de contraindicaciones farmacológicas, hay que valorar la toma de venotónicos o fitoterapia junto con la terapia compresiva según la gravedad o sintomatología que presente la persona. Por ello, es importante que consultes con nosotros.

 

Además es sumamente beneficioso que todos los días se hagan unos ejercicios específicos para aliviar las piernas pesadas como son los siguientes:

  • Túmbate boca arriba y pedalea con energía.
  • En la misma posición cruza y descruza las piernas como una tijera.
  • Camina sobre los talones y luego de puntillas.
  • Vuélvete a tumbar y mueve las piernas haciendo círculos.
  • Sigue tumbada y flexiona y extiende los pies.
  • Ponte de nuevo de pie y alterna ponerte de puntillas y luego de talones.
  • Junta los talones y abre y cierra los pies.

Como en todo en la vida la constancia es la clave del éxito. ¿Y si dedicaras 10 minutos al día a practicarlos? Haz la prueba  durante unos meses (si son los de verano mejor ya que estamos) para comprobar por ti misma los resultados y luego nos lo cuentas.

Por último no queríamos dejar de daros también unos consejos para las hemorroides y la celulitis.

 

CONSEJOS PARA LAS HEMORROIDES

 

– lo principal es prevenir el estreñimiento, para ello podemos hacer lo siguiente:

  • Aumentar el consumo de fibra consumiendo más verduras, frutas y legumbres.
  • Disminuir las comidas picantes, el alcohol, el café y los azúcares refinados .
  • Aumentar el consumo de líquidos (agua, frutas, infusiones, caldos bajos en grasa…).
  • Realizar ejercicio de moderada intensidad como caminar.

– también debemos llevar una buena higiene en esa zona utilizando jabones adecuados y evitando el papel higiénico, para no dañar la zona. Hay toallitas indicadas para las hemorroides.

– no estaría mal tampoco usar ropa interior de algodón y que no quede demasiado ajustada, al igual que los pantalones.

– si se trabaja sentado, intentar levantarse cada hora.

– consultarnos en caso de dolor o sangrado y os indicaremos que tratamiento seguir, porque en caso de sangrado las cremas con corticoides no estarían indicadas porque no favorecerían la necesaria cicatrización. También existen complementos alimenticios indicados para estos casos.

 

CONSEJOS PARA LA CELULITIS

– Éstos os lo dejamos en forma de infografía:

 

Pues esperamos que este post os haya servido para aclarar vuestras dudas sobre estos trastornos y que a partir de ahora podáis sentir vuestras piernas mucho más ligeras y con menos dolor (y seria genial una vida sin hemorroides y celulitis, verdad?) al seguir los consejos que os hemos compartido. Nos encantaría que nos dejáseis un comentario o alguna pregunta sobre alguna de estas patologías o sobre algún producto o complemento que necesitéis conocer. Este ha sido el tema de nuestra #accióndelmes del mes de Julio que podéis seguir en nuestro Facebook, así que no dudéis en agregarnos a vuestra lista de amigos para seguir informad@s si aún no lo habéis hecho. 😉

 

 

  • Bibliografía:

Documento de consenso sobre insuficiencia venosa crónica, Semergen-Sefac

– Guía Práctica para prevenir y tratar la celulitis, Sefac

  •  Fotos: Pixabay