965 370 640 | 674 265 768 info@farmaherrero.com

       

      Que tu café, suelo pélvico, intuición y amor propio sean fuertes”

       

      El otro día leí esta frase y pensé: «si, pero no»

       

      NO porque el café y el suelo pélvico no deberían ir en la misma frase, ya que la cafeína, la teína y las bebidas excitantes al parecer irritan y estimulan el músculo de la vejiga.

       

      …y SI porque en las disfunciones pélvicas por un lado se ve afectada la esfera física, ya que estas pacientes suelen limitar su actividad, y disminuyen la práctica de ejercicio físico e incluso la frecuencia de las relaciones sexuales por miedo a la incontinencia o por miedo a las molestias del prolapso genital, pero lo peor es que también afecta a la esfera psicológica, ya que muchas pacientes traducen estos padecimientos en baja autoestima, miedo al rechazo e incluso depresión. De ahí la relación entre un SUELO PÉLVICO y un AMOR PROPIO FUERTES.

       

      No debemos asumir las patologías del suelo pélvico como «normales», como si esta situación fuera lo habitual a partir de cierta edad, hay que  consultar nuestro problema con un profesional  y no adaptarnos al aumento del número de micciones y a las aparatosas compresas para la incontinencia que con tan mal acierto se publicitan en los medios de comunicación (ya que refuerzan la sensación de «normalidad»).

       

       

      MEDIDAS PARA FORTALECER EL SUELO PÉLVICO:

       

       1.Cambio de hábitos:

       

      • Disminuir el peso evita la sobrecarga muscular del suelo pélvico.

       

      • Hacer ejercicio físico moderado. No hay que dejar de hacer ejercicio físico por las pérdidas de orina, ya que la atrofia muscular del sistema perjudica indirectamente a los músculos del suelo pélvico. Lo que hay que evitar es hacer ejercicios de impacto.

       

      • Evitar el tabaquismo. El tabaco interrumpe el proceso de la neocolagenogénesis, y la tos crónica de los fumadores también tiene un impacto negativo sobre la presión del suelo pélvico.

       

      • Ingesta de agua adecuada. En las personas que padecen problemas de incontinencia debe restringirse la ingesta de agua (al menos parcialmente) a partir de media tarde, para prevenir las micciones nocturnas y la incontinencia de urgencia propiciada por la sobrecarga de líquidos.

       

      • Evitar la cafeína, la teína y las bebidas excitantes.

       

      • Evitar el estreñimiento. El esfuerzo por defecar aumenta la presión abdominal sobre el suelo pélvico y afecta a la estructura muscular.

       

       

      2.Ejercicios de suelo pélvico:

       

      Los ejercicios del suelo pélvico pueden realizarse de manera preventiva, antes de que los problemas se manifiesten, como una forma de mejorar tu calidad de vida. Las actividades de Kegel, corrigen hasta un 66% de los problemas pélvicos sin que exista necesidad de tratamiento médico adicional.

      Los ejercicios de Kegel, son ejercicios simples:

      Consisten en activar y cuidar la musculatura del suelo pélvico como si tuviésemos la intención de contener la orina.

      Si nuestro objetivo es fortalecer esta musculatura, debemos realizar: tres veces al día 10 contracciones de 5 segundos sin dejar de respirar, descansando 5 segundos entre contracción y contracción, pudiendo llegar a descansar 10 segundos en caso de sentirnos fatigadas.

      Lo interesante sería poder aplicar estos ejercicios en momentos de esfuerzo, por ejemplo, cerrar el suelo pélvico mientras levantamos peso.

       

       

      Muchas mujeres encuentran útil usar accesorios específicamente diseñados para los ejercicios de Kegel como complemento a su rutina diaria. Estos accesorios permiten localizar y ejercitar correctamente los músculos, mientras añaden una mayor resistencia para un entrenamiento más efectivo.

       

      Considerando los beneficios que aporta a la salud, el fortalecimiento del suelo pélvico es importante para las mujeres de cualquier edad. Tanto si piensas quedarte embarazada como si ya eres madre, si estás experimentando la menopausia o deseas una vida sexual más satisfactoria, los ejercitadores de kegel son una manera estupenda de fortalecer los músculos del suelo pélvico y mejorar tu calidad de vida.

       

      3. Tratamientos bioestimulantes, láser y radiofrecuencia:

       

      Tanto el láser como las ondas electromagnéticas de radiofrecuencia generan sobre el tejido una energía térmica que produce, en las capas profundas de la vagina, un efecto de tipo inflamatorio que pone en marcha todos los mecanismos de rejuvenecimiento. Estos procesos regenerativos hacen que mejore la estructura global de la vagina, se fortalezca y se tonifique, lo que en conjunto mejora los síntomas del prolapso y de la incontinencia urinaria.

       

      4. Tratamiento médico y quirúrgico:

       

      El tratamiento médico y el quirúrgico están en el último escalón del manejo de las disfunciones pélvicas. Se debe empezar con tratamientos de rehabilitación, se continuaría con los tratamientos bioestimulantes, y por último, la paciente accedería a los tratamientos médicos o quirúrgicos, dependiendo de su indicación.

       

      En resumen, las disfunciones del suelo pélvico pueden afectar la calidad de vida de una paciente muy severamente, y por lo tanto debe hacerse un esfuerzo máximo en su prevención y tratamiento.

       

       

      “Ninguna mujer debe aceptar pasivamente el debilitamiento del suelo pélvico y las consecuencias que esto provoca en la SALUD”

       

      Si te ha gustado nuestro post no dudes en compartir con quien creas que puede estar interesada. Gracias!

       

      Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver Política de cookies
      Privacidad