965 370 640 | 674 265 768 info@farmaherrero.com

       

      La sequedad vaginal es la consecuencia de una disminución en la cantidad de fluidos producidos en la vagina.

       

      Esta sequedad puede provocar malestar como picor, irritación y sensación de picor en la zona genital, además de dolor en las relaciones sexuales.

       

      A menudo, favorece la aparición de infecciones urinarias de repetición, disfunciones sexuales secundarias e importantes repercusiones en la calidad de vida de las mujeres.

       

       

      ¿CUÁLES son las CAUSAS de la sequedad vaginal?

       

       

      1. DISMINUCIÓN DE ESTRÓGENOS: es la causa orgánica más habitual. El volumen y la viscosidad de la lubricación varían a lo largo del ciclo menstrual, siguiendo la fluctuación de las hormonas. ¿Y cuándo disminuyen los estrógenos?:
      • Durante la menstruación la capacidad de lubricación se reduce bastante.
      • En el embarazo, después del parto o en el periodo de lactancia puede estar alterado el proceso de humidificación vaginal.
      • En la menopausia cuando cesa la función ovárica y disminuyen de forma marcada los niveles de estrógenos, que un alto porcentaje de mujeres manifiestan una pérdida de la humedad vaginal.

       

      1. VAGINITIS o inflamación de los tejidos vaginales, ya que uno de sus síntomas es la sequedad. Es bastante frecuente en mujeres en edad fértil.

       

      1. La DIABETES puede producir una disminución de las secreciones vaginales, sobre todo en aquellas mujeres que tengan un control deficiente de la glucosa sanguínea.

       

      1. El ESTRÉS provoca un aumento en la liberación de cortisol en la sangre. Esto a su vez produce un desequilibrio a las otras hormonas repercutiendo en el flujo vaginal.

       

      1. El TABACO interfiere en las funciones estrogénicas y por lo tanto puede disminuir la lubricación vaginal. Un efecto similar se puede producir por la acción del alcohol y de la marihuana.

       

      1. Determinados MEDICAMENTOS:
      • Hormonales: anticonceptivos, los fármacos utilizados para el cáncer de mama, de ovario o de útero.
      • Antidepresivos
      • Antiulcerosos
      • Antihipertensivos
      • Antihistamínicos, utilizados en el tratamiento de las alergias y muy comunes en la formulación de los fármacos indicados para el resfriado.

       

      ¿CÓMO podemos tratar la sequedad vaginal?

       

      1. CREMA HIDRATANTE INTERNA:
        • Indicadas para combatir los síntomas de irritación, sequedad y picor de la mucosa vaginal y la dificultad en las relaciones sexuales.
        • Aplicar 3 veces por semana, en días alternos, preferiblemente por la noche antes de acostarse.
        • Podemos encontrarlas en formato monodosis o unidosis.

       

      1. CREMA HIDRATANTE EXTERNA:
        • Especialmente indicado en el tratamiento de la sequedad y el picor vulvo-vaginal, ofrece una protección continuada contra las agresiones irritativas, devuelven el confort y la suavidad óptima.
        • Aplicar diariamente una cantidad de producto conveniente sobre la zona vulvo-vaginal. Reaplicar tantas veces como sea necesario.

       

      1. LUBRICANTES:
        • Indicado para mujeres que presentan sequedad íntima y en consecuencia sus relaciones sexuales son dolorosas.
        • Debe aplicarse una cantidad conveniente en las partes genitales antes de cada relación sexual, pudiendo renovarse su aplicación durante la misma si se considera oportuno. Se obtienen mejores resultados si ambos miembros de la pareja lo utilizan al mismo tiempo.

       

      Las cremas hidratantes están diseñadas para un uso periódico. Y si es necesario se pueden asociar al uso de lubricantes durante la actividad sexual.

       

      ¿Qué debe llevar una crema hidratante vaginal?

       

      No se deben utilizar vaselinas o aceites minerales que se pueden adherir a la mucosa de la vaginal y alterarla o incluso favorecer el desarrollo de microorganismos.

       

      Es conveniente que el lubricante sea un poco ácido, de forma que sea parecido al pH natural de esta parte del cuerpo. Y que no contenga esencias, ya que estos ingredientes pueden producir irritaciones al área genital.

       

      Para aliviar la sequedad vaginal se recomienda el uso de activos lubricantes que tengan la propiedad de ser absorbidos por la mucosa vaginal por lo que deben ser base acuosa, es decir, que sean solubles en agua. Entre ellos se encuentran:

       

      • Glicerina, para adherirse a la mucosa.
      • Ácido láctico, para conseguir el pH ácido.
      • Ácido hialurónico, con gran poder de hidratación.
      • Isoflavonas de soja: regeneran el epitelio vaginal, lo que deriva en una mejoría de la sequedad vaginal.
      • Estrógenos:
        • Modulan la cantidad y la viscosidad de la mucosa.
        • Su vía de administración es vaginal.
        • Se aconseja su aplicación por la noche, ya que pueden producir somnolencia.
        • El tratamiento debe revisarse anualmente por el ginecólogo.

       

      Nuestros consejos:

       

      ➔ Es suficiente lavarse los genitales externos con agua y un jabón suave específico para esa zona una vez al día. Cualquier otro producto como lociones e irrigaciones son innecesarios o incluso perjudiciales, si no es por expresa indicación del médico.

       

      ➔ Un análisis de sangre que determine el perfil hormonal de la mujer permite conocer si existe algún desequilibrio en las hormonas que pueda ser la causa de la sequedad vaginal y así que el médico la trate adecuadamente.

       

      ➔ Hay que elegir la hidratación vaginal más adecuada para reducir los síntomas leves de la sequedad. Para ello es muy importante conocer la causa principal que provoca la sequedad vaginal y así decidir qué activos son los más idóneos en cada caso.

       

      ➔ Lubricación, cuando aparece dispareunia (dolor durante el acto sexual) por falta de lubricación puede recurrirse al uso de lubricantes y facilitadores de las relaciones sexuales.

       

      ➔ Higiene poscoital, conviene mantener una adecuada higiene genital tanto antes como después de mantener relaciones sexuales, especialmente si se han utilizado lubricantes o algún otro preparado facilitador del acto sexual.

       

      ➔ Hidratación oral, conseguir un óptimo estado de hidratación requiere, asimismo, una abundante ingesta de líquidos: agua e infusiones para dotar a nuestro organismo de los 2 l de líquido que precisa diariamente. La ingesta de frutas y verduras implica también un aporte importante de líquidos, además de ser una excelente fuente de vitaminas y minerales.

       

       

      ¿Has contado cuántos cosméticos y accesorios utilizas al día para cuidarte?

       

      Seguro que en tu cuarto de baño tienes un montón de cremas para la cara y el cuerpo, champú y mascarillas para el pelo, jabones diferentes para según qué parte del cuerpo, etc.

      Al igual que limpiamos e hidratamos nuestra cara o nuestros cabellos, es importante mimar la zona íntima de forma que la sintamos saludable y confortable.

      Utiliza pues un hidratante externo a diario para cuidar tu vulva, al igual que haces con el resto de tu cuerpo.

      Es el mejor consejo que te podemos dar.

       

      Esperamos que este post te haya resultado de utilidad y si lo has visto interesante compártelo con otras mujeres para recordarles la importancia de nuestro cuidado íntimo.

      Como siempre si tienes dudas déjanos por aquí o por nuestras redes sociales tus comentarios!! 😉

      Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver Política de cookies
      Privacidad