965 370 640 | 674 265 768 info@farmaherrero.com

      ¡Bienvenid@s a un nuevo año! Al 2020 nada más y nada menos!!! Y bienvenid@s a unos meses apasionantes aquí en FarmaHerrero.

      …porque este año no vamos a hablarte de nuevos propósitos que puede que a veces sientas ajenos a ti.

      Queremos planteártelo de otra manera para que TÚ SEAS TU PROPÓSITO PRINCIPAL.

       

       

      Para que de una vez por todas te priorices y para ello te vamos a contar todas y cada una de las experiencias que vas a poder vivir en nuestra Farmacia a través de una serie de post y de nuestras redes sociales, así que no te pierdas nada!!!

       

      Todos los principios de año, desde todas partes solemos bombardear con historias de dietas y de conseguir tu peso ideal como si fuera el objetivo principal de nuestra vida, sobre todo poniendo en el punto de mira a las mujeres. Y nosotros este año queremos darle una vuelta de tuerca a este tema.

      Si, casi todos los Enero te hemos hablado de nuestro Servicio de Nutrición para que tomes el programa que más te conviene y que puedas llegar a tu peso sano. Sin embargo este año queremos ir un paso más allá y vamos a llevar a cabo una serie de acciones para que de verdad, y una vez por todas dejes de ponerte tiritas y llegues por fin a curarte la herida.

       

      • Porque el que estés a dieta una y otra vez nunca va a solucionar el problema de fondo.
      • Porque hasta que no seas consciente de para que tienes exceso de peso o para que te alimentas de manera incorrecta, no vas a entender tu manera de funcionar.

       

      Por eso, hemos creado para ti unos meses lleno de experiencias vitales para que conectes contigo mism@ y te reencuentres con el estado de salud que te corresponde. Un peso sano, una relación sana con la comida y, por supuesto una buena salud.

       

      En FarmaHerrero somos especialistas en nutrición desde hace muchos años. Años que nos han servido para detectar los obstáculos con los que te encuentras una y otra vez. Por ello, hemos creado un programa del que te vas a enamorar….porque lo que pretendemos es que termines enamorándote de ti.

       

      Es muy sencillo, no tienes que seguir ninguna dieta complicada sino seguir tu instinto con nuestra ayuda.

      El camino hacia una alimentación saludable tiene que ser divertido y apasionante porque la meta eres tú, es tu cuerpo, tu templo. ¡No tenemos otro!…y lo suyo es que lo cuidemos con mucho amor. Para ello:

       

      1. Entra en tu cocina: es hora de hacer limpieza y este primer mes del año es el momento perfecto para un nuevo comienzo. Vacía armarios, limpia y saca todo lo que tengas en tu despensa. Quítate de encima todos los alimentos ultraprocesados. Son veneno para ti. Todo lo que lleve una lista considerable de ingredientes o que no sepas ni descifrarlos es mejor tirarlo. Por cierto, si te ha sobrado turrón como para pasar dos Navidades más, mejor dáselo a alguien o tíralo. Así de claro. Sin dolor!!!! Recoloca y haz hueco para tus nuevos alimentos.

       

      1. Coge papel y lápiz y haz una buena lista de la compra. Llena tu despensa de procesados saludables (conservas de legumbres, verduras, encurtidos, latas de pescado en aceite de oliva, aceite de oliva virgen extra, cereales de desayuno sin azúcar añadido o copos finos de avena, legumbres secas, arroz integral, pasta integral de trigo, espelta, de lentejas, trigo sarraceno, de guisantes….)

       

      1. Ahora llena tu nevera de alimentos frescos: verduras y hortalizas, frutas, carne, pescado, huevos (no hace falta que estén en la nevera). Puedes también tener verdura congelada (que no precocinada), y carne o pescado congelado. Unas bolsas de guisantes, espinacas o acelgas congeladas, por ejemplo, nos sacan de más de un apuro.

       

      1. Azúcar, ¿qué hacemos contigo?. Mucho se habla ahora de ti y no muy positivo que digamos….A ver, lo mejor no añadir azúcar a ninguna de nuestras bebidas y comidas. Me explico: para tu café, infusiones, leche con cacao, yogures…. mejor sin azúcar (y sin edulcorantes). Te aseguro que lo que hoy te parece hazaña imposible es más fácil de lo que crees realizar. Con esto no te estamos diciendo que no tengas azúcar en casa, pero tampoco te vamos a marear con que compres un producto carísimo para endulzar (azúcar moreno, de coco, siropes , mieles…. porque son azúcares todos). Así que te sugerimos que no te gastes dinero de más y compres el azúcar blanca de todas la vida por si tienes que hacer un bizcocho (de manera esporádica) o si quieres añadirle a algo, pero sabiendo que tu misión va a ser REDUCIR LA CANTIDAD poco a poco hasta no tener que necesitarla.

       

      1. Ten a mano siempre, frutos secos sin freír (almendras, nueces, anacardos, pipas de girasol y de calabaza), así como semillas que puedes tostar tú para añadir a tus platos. Además frutas desecadas como las pasas, ciruelas, orejones, dátiles, van a darte de manera nutritiva el dulzor que a veces necesitamos (sin pasarnos el día comiéndolos, claro. Pero estos sí que son un endulzante a tener en cuenta) y para endulzar yogures vienen genial, por ejemplo.

       

      1. Tema lácteos: toma los que quieras si es que los quieres tomar. La versión entera tiene grasas de calidad con la que obtenemos un poder saciante que no viene nada mal para dejar de pasarnos el día con hambre. Si eres de bebidas vegetales con tu café, genial, pero que no lleven azúcares añadidos tampoco. Todo lo que sea vegano, bio o ecológico no tiene por qué ser mejor y de hecho los procesados veganos hay que mirarlos con lupa también.

       

      1. Agua para beber (pasa de los refrescos y bebidas alcohólicas), café, infusiones y tés que te gusten , cacao sin azúcar (está amargo , vaya que sí, de hecho ese es su sabor, le podemos añadir una puntita de azúcar hasta acostumbrarnos a su sabor), tabletas de chocolate al 82-99% (mirar bien que el azúcar venga siempre como tercer o cuarto ingrediente. Primero siempre cacao, manteca de cacao, pasta de cacao…).

       

      1. Harinas: mejor integrales (espelta, centeno, trigo, avena) y también de legumbres como la de garbanzo. El pan mejor de panadería, integral y si puede ser de masa madre. Unos biscotes de harina de centeno en la despensa también nos sacan de apuros. (mirar bien los ingredientes. Comprar alimentos de calidad!)

       

      1. Seguir la regla del plato para saber en qué proporción debemos consumir los distintos tipos de nutrientes en las diferentes comidas. Cada uno en relación a su composición corporal pero es la mejor herramienta que os podemos enseñar.

       

      1. Planifícate, organízate, prueba platos nuevos….Pero todo desde la tranquilidad. Queremos que dejes de contar calorías y aprendas a comer con una nueva actitud de amor hacia ti misn@

       

       

       

      Qué, ¿cómo lo véis?, ¿factible?…, esperamos que sí!

      Os seguiremos contando…..

      Si esta información te ha resultado interesante nos encantaría que compartieras en tus redes sociales. Gracias!

       

      Natalia Gras

      Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies