965 370 640 | 674 265 768 info@farmaherrero.com

Una de los temas que sin duda está de más actualidad es el de los probióticos, así que teníamos ganas de dedicar un ratito a hablaros sobre ellos… porque cuántas y cuántas personas se quejan de molestias de estómago: hinchazón, gases, diarrea, estreñimiento, dispepsia…

Y a cuántas personas les diagnostican, después de muchas pruebas médicas en las que no se detecta nada, un “Síndrome de Intestino Irritable”…., cada vez más casos.

Celiaquía, enfermedad de Crohn, intolerancias y alergias alimentarias, colon irritable…, al final todas estas dolencias suelen desarrollar una inflamación crónica del intestino que pasa factura a nuestro estado de salud y sobre todo a nuestra calidad de vida que se ve muy comprometida con todo el malestar “estomacal” que se genera.

Por otro lado, conceptos como probióticos, prebióticos, simbióticos, disbiosis…se han colado en nuestra vida y muchos de vosotros nos los solicitáis en la farmacia sin saber muy bien de que va el tema. Así que el post de hoy nace con la intención de aclarar todas las dudas: PORQUE NO TODOS LOS PROBIÓTICOS SON IGUALES NI SIRVEN PARA LO MISMO.

 

COSAS QUE VIENEN AL CASO RECORDAR EN ESTE MOMENTO:

 

  • no nos deberíais pedir un “Omeprazol” cuando os recetan un antibiótico por dos razones: primero porque necesita receta y segundo porque habría que tomar “algo” que reponga las bacterias buenas que el antibiótico arrasa y es lo que causa las diarreas y el malestar, o sea un probiótico específico. Esto pasa por llamar al Omeprazol (y a todos su primos y primas) protectores de estómago, que nos creemos que nos protegen de todo…. Y realmente son inhibidores de la bomba de protones, antiácidos, vaya,

 

  • Los antibióticos tomados para infecciones bacterianas (no víricas como la mayoría de resfriados) siempre han de ser prescritos por un médico y tomado responsablemente, que ya que estamos no viene mal recordar.

 

  • Si, además eres de las que con cada antibiótico que te tomas sueles tener una infección de hongos vaginales, el probiótico aconsejado sería otro distinto.

 

 

ACLARANDO CONCEPTOS…

 

  • PROBIÓTICO: son organismos, bacterias vivas que son capaces de colonizar el intestino. Sus funciones son facilitar la digestión, ayudar al sistema inmunitario y producir vitaminas y nutrientes importantes para nuestro cuerpo. Evidentemente en las cantidades adecuadas.

 

  • PREBIÓTICO: es el alimento de los probióticos. Son sustancias no digeribles que se encargan, entre otras funciones, de mejorar la absorción del Calcio y Magnesio, previenen enfermedades inflamatorias y mantienen el equilibrio de la microbiota intestinal. Ejemplo: fructooligosacáridos, galactosacáridos, xilooligosacáridos, inulina (como la que me acabo de tomar con mi tentempié de media mañana que ha sido compota de manzana casera 😉 …también está presente en otros alimentos como la cebolla, la achicoria, el ajo, los puerros, el trigo…).

 

  • SIMBIÓTICO: se llama así al conjunto formado por un probiótico y un prebiótico.

 

  • DISBIOSIS: desequilibrio del ecosistema intestinal, muchas veces ocasionado por un aumento de la permeabilidad intestinal que hace que muchas personas tengan esa predisposición a tener este problema de salud y es causa de intolerancias y problemas digestivos.

 

  • El MICROBIOMA humano es el conjunto de genes de los organismos microscópicos (microorganismos) presentes en nuestro organismo. Este conjunto de microorganismos se denomina MICROBIOTA, y está integrada principalmente por bacterias, virus y hongos, aunque las bacterias son predominantes.

 

 

¿QUÉ NOS INTERESA?

 

Nos interesa mantener una MICROBIOTA equilibrada para que esos PROBIÓTICOS cumplan con las funciones a las que están destinados. Seguir una alimentación sana y rica en PREBIÓTICOS contribuirá a alimentar a esos probióticos y , en el caso de que nos toque suplementarnos, ya sea por un episodio de diarrea, cualquier otra dolencia intestinal, o por un problema digestivo crónico, acudir a profesionales que os recomienden unas cepas u otras según el problema en cuestión. Repetimos, no todo vale para todo.

Nosotros hemos apostado por una gama muy, pero que muy completa de todos ellos (probióticos, prebióticos, fibras, extractos, vitaminas…) que cubren muchos problemas de salud, sobre todo digestiva.

 

¿PARA QUÉ SIRVE CADA UNO?, ¿CUÁL ME TENGO QUE TOMAR?

 

  1. PROBLEMAS DIGESTIVOS PUNTUALES Y AGUDOS: como diarrea, meteorismo, estreñimiento, tensión abdominal, dolor, hinchazón…

Aquí contamos con complementos alimenticios formados por fermentos (bacterias con capacidad de colonizar nuestro intestino) y levaduras (hongos formados por una única célula con acción rápida pero transitoria). Encontramos productos tanto para tratamiento de esos casos como para prevención, en casos, por ejemplo, de un virus intestinal que podría afectar (de hecho es lo que frecuentemente pasa) a toda la familia. También en esta gama de complementos nos encontraríamos el producto adecuado para tomar a la vez que la toma de antibióticos. Y también el complemento alimenticio formulado específicamente para mamás y bebés en ese período de embarazo y lactancia.

 

En nuestra farmacia contamos para ello, entre otros productos, de la gama FLORA de nuestra marca propia.

 

  1. PROBLEMAS CRÓNICOS: como trastornos intestinales cronificados, infecciones genitales y urinarias, deficiencias nutricionales, susceptibilidad a desarrollar alergias e infecciones, trastornos metabólicos como diabetes o hipercolesterolemia, debilidad y cansancio mental y físico. Así contamos con:

 

  • Productos para restaurar la barrera intestinal
  • Cepas de probióticos minuciosamente seleccionadas para cada situación patológica
  • Fibras que sirven como prebiótico
  • Limpieza intestinal: método Reset

 

Toda esta familia de productos la tenemos en la farmacia como la gama BIOMA LIFE y os la vamos a detallar a continuación.

 

EUBARRIERA

 

  • Complemento alimenticio (no probiótico).
  • Con L-glutamina, extracto seco de boswelia, mezcla de nucleótidos, zinc y vitamina B2 (riboflavina) que son micronutrientes específicos para mantener el equilibrio de nuestra barrera intestinal por lo obtendremos una protección mecánica.
  • Sin gluten y sin lactosa.
  • Indicaciones: celiaquía, intolerancias alimentarias, enfermedad inflamatoria intestinal crónica y colon irritable.
  • Dosis: 2 comprimidos al día (juntos o no).
  • Contraindicado en embarazadas y niños. No apto vegetarianos.

 

 

GASTRI BIOMA

 

  • Complemento alimenticio (no probiótico porque las cepas que llevan no tienen capacidad de repoblar pero si se pueden anclar a nuestra barrera intestinal).
  • Con Lactobacillus reuteri y GutGard: extracto seco de regaliz desglicirrizado (por lo que no afecta a la presión arterial).
  • Sin gluten, sin lactosa, sin edulcorantes, sin azúcares añadidos, sin colorantes, apto para vegetarianos, adecuado durante embarazo y lactancia, adecuado para niños.
  • Indicaciones: para promover un ambiente sano en el estómago, sobre todo, después de una infección por Helicobacter Pylori que se suele dar en un 50% de la población y provoca una inflamación crónica causante de gastritis y úlcera péptica, para dispepsia (hinchazón, sensación de plenitud, regurgitación…), personas que interrumpen un tratamiento con un inhibidor de la bomba de protones (omeprazol y derivados) y para después de un tratamiento con antibiótico.
  • Dosis: 1 cápsula 1 o 2 veces al día después del desayuno o después de la cena con abundante agua.
  • ACTÚA A NIVEL DEL ESTÓMAGO.

 

BIFI BIOMA

 

  • Complemento alimenticio a base de Bifidobacterias (Bifidobacterium longum y lactis).
  • Sin gluten, sin lactosa, sin edulcorantes, sin azúcares añadidos, sin colorantes, apto para vegetarianos, adecuado durante embarazo y lactancia, adecuado para niños.
  • Indicaciones: tránsito intestinal, estreñimiento incluso en el embarazo, intolerancias alimentarias, bienestar durante el embarazo, la menopausia y la tercera edad, osteoporosis, drenaje linfático, estrés físico intenso y enfermedad inflamatoria crónica.
  • Dosis: 1 cápsula al día con un poco de agua, preferentemente por la mañana durante el desayuno.
  • ACTÚA A NIVEL DEL INTESTINO GRUESO (COLON).

 

LACTO BIOMA

 

  • Complemento alimenticio a base de Lactobacilos (Lactobacillus acidophilus y casei).
  • Sin gluten, sin lactosa, sin edulcorantes, sin azúcares añadidos, sin colorantes, apto para vegetarianos, adecuado durante embarazo y lactancia, adecuado para niños.
  • Indicaciones: periodos de cansancio y de estrés físico y mental, molestias intestinales, problemas digestivos sobre todo en intolerantes a la lactosa, para adolescentes sobre todo al hacer deporte o durante periodos de estudio intensivo, personas mayores que padecen molestias intestinales, embarazadas ( previo consejo médico) y para problemas crónicos como estreñimiento, candidiasis recurrente, gastritis, reflujo, enterocolitis y diverticulitis.
  • Dosis: 1 cápsula al día con un poco de agua, preferentemente por la mañana con el desayuno.
  • ACTÚA A NIVEL DEL INTESTINO DELGADO.

 

 

GYNO BIOMA

 

  • Complemento alimenticio a base de Lactobacilos (Lactobacillus acidophilus, gasseri, rhamnosus).
  • Sin gluten, sin lactosa, sin edulcorantes, sin azúcares añadidos, sin colorantes, apto para vegetarianos, adecuado durante embarazo y lactancia, adecuado para niños.
  • Indicaciones: personas con problemas ginecológicos frecuentes (cistitis, candidiasis, vaginitis, vaginosis, vulvitis, prostatitis e hipertrofia benigna de próstata), recuperación de una enfermedad o periodos de debilidad y de cansancio físico y mental.
  • Dosis: 1 o 2 cápsulas al día con un poco de agua, preferentemente por la mañana después del desayuno.

 

NUTRI BIOMA

 

  • Complemento alimenticio a base de Galacto-oligosacáridos, Gluco-oligosacáridos y Xilo-oligosacáridos. (prebióticos).
  • Sin gluten, sin lactosa, sin edulcorantes, sin azúcares añadidos, sin colorantes, apto para vegetarianos, adecuado durante embarazo y lactancia, adecuado para niños.
  • Indicaciones: personas con una dieta deficitaria en fibras, diverticulitis, hipercolesterolemia, vaginitis, vaginosis, vulvitis y sequedad. Se puede combinar con cualquier probiótico.
  • Dosis: 1 sobre 1 o 2 veces al día. Se puede diluir en agua, té, café, leche, yogur o tomarla tal cual directamente en la boca.

BIOMA RESET

 

  • Producto sanitario (no es un probiótico) en cápsulas a base de Xerogel e Inulina, para detoxificar, limpiar y mantener el intestino y su flora bacteriana en buen estado.
  • Sin gluten, sin lactosa, sin edulcorantes, sin azúcares añadidos, sin colorantes, apto para vegetarianos, adecuado durante embarazo y lactancia, adecuado para niños.
  • Absorbe las toxinas pero deja las bacterias buenas en el intestino.
  • Indicaciones: preparar el organismo para la recepción de probióticos (limpieza intestinal), acción detoxificante y reequilibrante de la flora bacteriana intestinal, infecciones agudas como disentería, salmonelosis o disbiosis y exposición a diversas toxinas (metales pesados, fluoroclorados, pesticidas,  toxinas bacterianas o ingeridas con la dieta).
  • Dosis: 1-2 cápsulas 2-3 veces al día, alejadas de las comidas, medicamentos o complementos alimenticios, con un vaso entero de agua. Después del tratamiento habría que tomar un probiótico.

 

 

Excepto éste último que se utiliza para lo que podríamos llamar “poner tu marcador intestinal a cero”, los probióticos, al ser utilizado para enfermedades crónicas, deberíamos tomarlos en periodos de 2-3 meses y después descansar durante un par de meses para retomarlos después, o sea, ir tomándolo por ciclos porque en el caso de un problema de alta permeabilidad intestinal, los problemas digestivos suelen estar algo frecuentes siempre, por lo que debemos ir repoblando la zona cada cierto tiempo para sentirnos mejor y aumentar así nuestra calidad de vida.

 

La problemática del uso tan extendido de los inhibidores de la bomba de protones (omeprazol y demás) hace, para nosotros, totalmente necesario la toma en consideración de otras alternativas que, junto con una serie de medidas dietéticas, va a proporcionar el bienestar intestinal adecuado sin tener que cronificar unos medicamentos que también tiene sus efectos secundarios. Siempre, por supuesto, dependiendo de la persona en cuestión y del contexto de sus enfermedades y su medicación.

 

Esperamos que este post os haya aclarado dudas sobre el mundo de los probióticos y como siempre nos podéis preguntar las dudas que os surjan. Estaremos encantadas de responderos!

 

Natalia Gras

Farmacéutica