965 370 640 | 674 265 768 info@farmaherrero.com

Aunque en la foto que hemos elegido para este post las distintas “pastillitas” se nos antojen como “lacasitos”, lo cierto es que no, los medicamentos no son golosinas y debemos  ser cautelosos, tomar las dosis correctas y respetar las pautas posológicas establecidas tanto por el médico como por nosotros los farmacéuticos cuando os indicamos algún medicamento de venta sin necesidad de receta.

En el caso de los niños pues mucho más cuidado hay que tener  como bien nos dice #FarmaciaAlegrePérez en su post ,LOS MEDICAMENTOS NO SON CHUCHES ….De ahí el debate que se genera sobre si los medicamentos, pediátricos en particular, deberían tener sabores y olores atractivos en vez de centrarnos solo en su eficacia.

Lo cierto es que a pie de mostrador los papás nos lo preguntan bastante porque hay niños a los que se les hace realmente difícil la toma de cualquier jarabe y al llegar a casa temen la odisea que se monta cuando les toca la toma de su medicación.

El peligro por tanto reside en que si al final nos topamos con un jarabe delicios, que haya una sobredosificación y una posible intoxicación y en el post de nuestros compañeros vamos a ver qué pasa si un niño se excede con el paracetamol, el ibuprofeno o la aspirina (que ya no se utiliza).

Así que nos viene al pelo recordar (que a veces con la prisas del día al día se nos olvida) no dejar los medicamentos al alcance de los niños, que se los administremos nosotros siempre  y respetar las dosis de los mismos. Esperemos que os guste este nuevo #farmaslink.