965 370 640 | 674 265 768 info@farmaherrero.com

El acné es un proceso muy frecuente y, junto a la posibilidad de producir molestias, ocasiona una evidente repercusión en la imagen física y en la autoestima personal. Suele observarse en adolescentes e individuos jóvenes aunque, en ocasiones, también puede presentarse en recien nacidos y adultos.

Es una enfermedad que afecta a los “poros” (folículo pilo-sebáceo) en la que se produce una alteración en su funcionamiento. Están involucrados tres actores: las glándulas sebáceas, los queratinocitos foliculares y el Propionibacterium acnes (P.acnes).

El P.acnes es parte importante de la microbiota de la piel, y como nos cuenta Teresa Bonnin en su Farmaslink “Acné y microbiota equilibrada”, tener una microbiota saludable es fundanmental, de hecho el tratamiento del acné se está enfocando en cambiar el equilibrio de la microbiota, enriqueciendo a las bacterias beneficiosas en lugar de matar a todas sin distinción.

Nos os perdáis esta interesante entrada de nuestra compañera en la que nos habla, entre otras cosas, que una población de bacterias desequilibrada podría tener un importante rol en el acné y otros problemas como  rosácea y piel atótica, pues el intestino es un órgano al que se le da poca importancia a pesar de ser clave en nuestra salud.